Skip to content

Taxonomías, ontologías y folksonomías…
¿qué son y para qué sirven?

2012 septiembre 30
by classora

En este post vamos a explicar una familia de conceptos que en los últimos años ha adquirido una mayor relevancia en Internet, especialmente para todos aquellos que nos movemos alrededor de las tecnologías semánticas. Se trata de las taxonomías, las ontologías y las folksonomías. Sin embargo, no nos centraremos en su significado tradicional (que tiene un marcado carácter etéreo y filosófico) sino en su significado moderno, acuñado para describir términos informáticos reales y concretos.

Taxonomías, ontologías y folksonomías…  ¿qué son y para qué sirven?

Taxonomías

Una taxonomía no es más que un sistema de clasificación que permite agrupar un conjunto de elementos dentro de unas categorías predefinidas. Estas categorías (o taxones) pueden estar contenidas unas en otras, o relacionadas de cualquier otra manera. Un ejemplo muy ilustrativo es la taxonomía biológica: la ciencia que clasifica los seres vivos en reinos, especies, razas… etc. Análogamente existe la taxonomía geográfica, que clasifica los territorios en diferentes niveles organizacionales: país, provincia, municipio… etc. En el mundo de los medios digitales resulta básica la taxonomía IPTC, que clasifica cualquier noticia o publicación dentro de unos estándares, permitiendo así automatizar su intercambio.

Y es que en informática, y especialmente dentro de la Web Semántica, las taxonomías son un pilar imprescindible que sirven para agrupar las entidades con características comunes. No en vano la propia idea de la Programación Orientada a Objetos está basada en la construcción de taxonomías customizadas para los intereses de cada aplicación.

Ontologías

Una ontología es un modelo conceptual para representar, almacenar e intercambiar datos. Por ejemplo, un modelo entidad-relación que describe la base de datos de una empresa puede ser considerado una ontología básica. Sin embargo, hoy en día el concepto de ontología es mucho más amplio, y se apoya en la creciente posibilidad de describir estándares para compartir información entre sistemas completamente heterogéneos.

La mayor parte de estos estándares se basan en XML. Por ejemplo, en Web Semántica resulta fundamental la utilización de RDF (Resource Description Framework) y cada vez se está extendiendo con mayor virulencia el OWL (Web Ontology Language), un lenguaje que tiene como objetivo facilitar la construcción de ontologías propias que luego se publican vía web. Por último, no podemos dejar de mencionar SKOS (Simple Knowledge Organization System), una iniciativa del W3C, basada en RDF, que proporciona un modelo para representar la estructura básica y el contenido de esquemas conceptuales como taxonomías, esquemas de clasificación, tesauros y cualquier tipo de vocabulario controlado.

Folksonomías

Una folksonomía es un sistema de clasificación abierto y/o colaborativo basado en etiquetas (tags). Estas etiquetas no son jerárquicas, es decir, no se anidan unas dentro de otras. Las folksonomías son el sistema de clasificación nativo de muchas plataformas web que almacenan datos producidos con la participación de miles de usuarios. Es el caso de Wikipedia, Flickr o Delicious. Sin embargo, el sistema de etiquetas que permite Gmail para clasificar correos no es una folksonomía, ya que no es abierto ni colaborativo.

El término «folksonomía» es muy reciente. Fue acuñado hace apenas unos años por Thomas Vander Wal, y significa simplemente taxonomías populares (folks es «popular» en inglés). Por ello, una nube de tags es una buena representación visual de una folksonomía. Según su autor, existen dos tipos de folksonomías:

  • Folksonomías amplias: el creador no influye en las etiquetas que se ponen a su contenido, sino que son los propios usuarios quienes lo hacen, favoreciendo así que las etiquetas estén en sus propios idiomas y en sus propias palabras. Ejemplo: del.icio.us.
  • Folksonomías estrechas: al contrario que en las anteriores, sólo el creador del contenido o un número reducido de personas pueden aplicar etiquetas. Un ejemplo de folksonomía estrecha es flickr, donde la utilización de los tags la lleva a cabo el propietario.

Para poner un caso práctico que ilustre como se pueden utilizar estos conceptos en conjunto, podemos comentar que en Classora Knowledge Base disponemos de una taxonomía jerárquica para organizar las unidades de conocimiento, y de una folksonomía colaborativa para organizar rankings e informes. Además, toda la base de conocimiento se apoya en una ontología propia fácilmente exportable a estándares de la Web Semántica.

En definitiva, tal y como hemos comentado en otras ocasiones, si estás interesado en este tema, no dudes en contactar con nosotros para que te hagamos llegar más enlaces y documentación adicional. Desde Classora Technologies quedamos completamente a tu disposición.

Leave a Reply

Note: You can use basic XHTML in your comments. Your email address will never be published.

Subscribe to this comment feed via RSS